¿Y a ti, cuándo te apetece más masturbarte?

¿Y a ti, cuándo te apetece más masturbarte?

El placer y el deseo sexual no entiende de horarios. Por la mañana, por la noche, a medio día, ¡cualquier momento es bueno para disfrutar de un clic de libertad! 

Pero nos hemos enterado por los sabiondos, que hay ciertos momentos en nuestro día a día que nos apetece más que otros masturbarnos. Y aunque las ganas y los límites “corren” de tu parte...hoy vamos a hablar sobre ello.

Hay días que por lo que sea te da el bajón (como cuando abres un bote engorroso de lubricante) y tu cerebro desconecta y no lleva  información a las extremidades que nos dan placer.

Y es que tu deseo sexual es tan caprichoso como tu cuerpo, van siempre cogidos de la mano y les influye tu descanso o tu agotamiento, tu buen o mal humor, tus espacios de autocuidado, tus picos de trabajo...todo.

La masturbación es una práctica natural que ya sea solo o en compañía aporta muchos beneficios a nuestra vida. Mimarte tus partes erógenas de vez en cuando produce tanto placer que parece que los chakras se alinean para que tu cuerpo esté dispuesto a un buen resbalón.

Hoy queremos que pienses y nos cuentes qué momento del día eliges para “ponerte a tono” y aquí te dejamos algunas curiosidades para que sepas cuándo las ganas aumentan. 


¿Cuándo suelen aumentar nuestras ganas de masturbarnos?


Resbalones mañaneros

Según un estudio publicado por la revista British Medical Journal, en el que tu cuerpo está deseando tener un orgasmo, llega concretamente a  eso de las 5:48 de la mañana. Su explicación está relacionada con la testosterona, que a esa hora (excesivamente temprana) ofrece niveles muy top,  tanto en hombres como mujeres. Este mismo estudio afirma que la dosis de esta hormona es, en los hombres, entre un 25% y un 50% mayor por la mañana que durante el resto del día.

Pasarse al bando de los resbalones mañaneros tiene sus ventajas, te pilla más descansado y relajado a primera hora del día y tus niveles de energía ayudan a llegar al climax perfecto. 


Un clic de buenas noches

Todos los días es un nuevo día, y con las noches, ocurre exactamente lo mismo. Hay días  en los que te acuestas y no te da tiempo a respirar que ya estás dormido, otras en las que te faltan ovejas que contar y otras, en las que tu cuerpo quiere jugar con fuego y tu mente traviesa le da rienda suelta a la imaginación.

Y entonces, te dedicas “tu momento” y cuando llegas al orgasmo la liberación de endorfinas y otros neurotransmisores te ayudan a dormir como un bebé. 

En lubets nos encanta fluir contigo durante la noche, ¿tenemos pendiente una cita para ver las estrellas? (guiño)


Y no me masturbo, no tengo tiempo ¿bla bla bla?

Si no encuentras un rato para disfrutar de tu sexualidad, algo estás haciendo mal. Con todas las horas que tiene el día ¿De verdad, no tienes un momento para el clic? 

Desde Lubets te invitamos a fluir y cualquier momento es bueno para un buen resbalón. Después de la siesta, en la ducha, después de la ducha, cuando te despiertas...

 

Cualquier momento del día es ideal para conectar con tu sexualidad, tocarte, conocerte, y pasar por todos los rincones de tu cuerpo que te dan placer. Eso sí, busca que tus momentos sean en espacio sin interrupciones para que nada ni nadie te incomode y te centres en mimarte y disfrutar de tus orgasmos.


No te olvides de tenernos siempre cerca, nosotros estamos dispuestos a fluir a todas horas. Y además si nos utilizas mejoramos todas tus sensaciones. 

¿A qué hora nos vemos?

Read more

Descubre en un clic las zonas erógenas más excitantes del cuerpo

Descubre en un clic las zonas erógenas más excitantes del cuerpo

Dime qué te gusta y te diré cuál necesitas...

Dime qué te gusta y te diré cuál necesitas...

Masturbación con lubricantes, un tándem desconocido.

Masturbación con lubricantes, un tándem desconocido.

Comments

Be the first to comment.
All comments are moderated before being published.