5 posturas y un orgasmo

5 posturas y un orgasmo

El sexo suele encararse como una una carrera hacia el orgasmo cuando en el fondo lo que deberíamos hacer es dedicarnos a disfrutar más del trayecto. Porque, por mucho que a todos nos gusta llegar hasta el final, a veces no es fácil, y si encima nos metemos presión y prisas para conseguir un orgasmo, mal vamos. 


Así que, relájate, disfruta del trayecto y echa mano del potenciador de orgasmo femenino de Lubets y verás como tiemblan hasta las paredes de tu casa. Pero por si acaso, aquí te dejamos 5 posturas que harán que llegar al clímax sea mucho más sencillo-oooh ;)


Advertencia: en Lubets nos preocupamos por tu vida sexual pero no gestionamos posibles quejas de vecinos producidas por los ruidos de placer derivados del uso de nuestros productos. 



1. Mécete

Colócate encima y disfruta del poder: tú decides velocidad, tiempos e inclinación. Rodea con tus piernas la cintura de tu pareja y muévete arriba y abajo, como si de una mecedora se tratara. 

 

2. Ponlos a su alcance

Inclínate de manera que mientras estás encima de tu pareja tus pezones queden al alcance de su boca. Si combinas el hecho de estar controlando tú el ritmo, con la penetración y la estimulación de tus pezones, las posibilidades de alcanzar el orgasmo se multiplican exponencialmente. Así que, ¡a disfrutar!


3. Accesibilidad total

Masturbación y penetración: ¡combo ganador! Hay un montón de posturas (tú encima, tú encima de espaldas, el misionero con él ligeramente incorporado…) que te permiten estimular o que estimulen tu clítoris durante el sexo. ¿Con cuál te atreves primero?


4. La cucharita

Sí, ¡tal cual! Resulta que esta postura no solo es ideal para acurrucarse en invierno sino que también nos ayuda a conseguir llegar al orgasmo. Levanta ligeramente la pierna superior para que la penetración sea más profunda y usa tus manos para… bueno, para lo que te hemos contado en el punto anterior ;)


5. No subestimes un buen misionero

Puede que de entrada el misionero no sea una postura muy alocada, pero es que no hace falta volverse loco para conseguir un orgasmo, sirve con saber qué estás haciendo. Y cuando hablamos del misionero hablamos de contacto visual, penetración profunda, conexión con tu pareja y manos libres para ponerlas donde quieras. Vamos… ¿Cómo no iba a funcionar?

¿Quieres un extra? Accede al potenciador femenino de Lubets ¡Haz clic, en todos los sentidos!

Read more

5 novelas eróticas para leer en la playa

5 novelas eróticas para leer en la playa

¿Hemos oído vacaciones? ¡Nos vamos contigo!

¿Hemos oído vacaciones? ¡Nos vamos contigo!

¡Al agua, lubricante! Salimos en Cuore

¡Al agua, lubricante! Salimos en Cuore